Aprendo a manejar la presión de grupo, SESIÓN Nº 05 TUTORÍA 2º

Sesión de aprendizaje de tutoría titulado ¨Aprendo a manejar la presión de grupo¨ para segundo grado de secundaria.

Sesión 05: Aprendo a manejar la presión de grupo

  1. I.                      APRENDIZAJE ESPERADO:

Dimensión  : Desarrollo personal

Eje: Habilidades socioemocionales

¿Qué buscamos? Que las y los estudiantes reflexionen sobre la importancia de afrontar con éxito la presión del grupo y practiquen respuestas frente a ella.

GRADO/SEC/CICLO

 

2°  “C”

VI

FECHA

DURACIÓN

2019

90

PROFESOR

AUGUSTO CASTRO CUYA

IE.”SMP” YAULI

MATERIALES

Hojas bond, plumones, cinta adhesiva o limpia tipos, lectura: La rana que quería ser auténtica.

Revisión de acuerdos: Tiempo 10’

En plenaria, l a coordinadora o coordinador del aula pide a la secretaria o secretario que lea los acuerdos y compromisos asumidos en la sesión anterior para evaluar su nivel de cumplimiento (que va de 0%, 50%, 75% o 100%). El grupo felicita el logro o brinda sugerencias para su consecución.

           

 

Momentos

Actividades

PRESENTACIÓN

Motivación y exploración. 10 MIN.

Invitamos a compartir la fábula del escritor Augusto Monterroso: “La rana que

quería ser auténtica” (ver anexo), pidiendo que un estudiante la lea.

Luego, mediante lluvia de ideas, las y los estudiantes contestan las siguientes

interrogantes:

 ¿Qué quería ser la rana?

 ¿Por qué quería ser una rana auténtica?

¿Alguna vez se han sentido igual que la rana?, ¿por qué?

Escuchamos la opinión de las y los estudiantes. Seguidamente, señalamos

que muchas veces las personas, para sentirse apreciadas o valoradas por los

demás, asumen una posición o un comportamiento determinado, en el caso

de los adolescentes, sienten la presión de ser aceptados por el grupo.

 

DESARROLLO

información y orientación. 60 MIN.

 

A través de una dinámica conformamos grupos de trabajo.

Luego, solicitamos que cada estudiante comparta con el equipo una situación

en la que ha sentido la presión de hacer algo solo para agradar a su grupo de

amigos o amigas.

Aclaramos que los temas pueden ser diversos, como por ejemplo:

- Dejar de hablar con una amiga que le cae mal al resto del grupo;

molestar a un compañero solo porque el grupo así lo quiere;

- Ingerir licor o fumar cigarrillos porque tus amigos así lo hacen o te

  • ofrecen;

- Salir con un chico porque tus amigas te retan;

- Decir mentiras para salir con tus amigas o amigos, tomar cosas ajenas

  • o callar sobre algo malo, etc.

Para la plenaria, elegirán una situación que más le haya llamado la atención,

luego, un representante de cada grupo expresará la situación elegida por el

grupo de trabajo.

De las situaciones propuestas por los grupos, se elige una para ser

dramatizada. Se invita al grupo a desarrollar la dramatización de la historia

elegida. Uno de ellos hará el papel de presionado y utilizará diversos recursos

para defenderse, mientras los otros lo coaccionan con diversos argumentos.

Paralelamente indicamos a los otros grupos que elaboren frases o

argumentos para que su compañero afronte la presión de grupo (se entrega al

que hará de presionado).

Según la disponibilidad de tiempo se puede elegir otra situación para la

dramatización. Terminada la representación, preguntamos a quien

desempeñó el papel de presionado: ¿Cómo se sintió?

 

Luego, se pregunta a la clase:

 ¿Qué fue más fácil, estar en el grupo de los que presionan o en el

grupo de los que son presionados?

 ¿Debemos hacer siempre lo que el grupo dice?, ¿por qué?

 ¿Qué otras frases o argumentos utilizarían para salir con éxito de la

presión de grupo?

Escuchamos y comentamos las respuestas.

CIERRE 10 MINUTOS

 

Resaltamos las opiniones de las y los estudiantes y reforzamos las ideas

centrales, producto de lo conversado en la sesión:

 Un grupo ejerce influencia sobre sus integrantes, lo que puede ser

positivo o negativo (presión de grupo).

 La presión de grupo actúa sobre el individuo para que se comporten

según lo que los otros piensan y quieren, perdiendo su autenticidad.

 Esta clase de presión es más fuerte en la adolescencia, ya que en esta

etapa disminuye la influencia de la familia y las relaciones sociales

cobran mucha importancia.

 Ser auténtico significa ser uno mismo, con nuestras propias

características y potencialidades, actuar de acuerdo a nuestras

convicciones, valores y tomar nuestras propias decisiones.

 Ser auténticos nos ayudará a resistir la influencia negativa del grupo.

 Es importante desarrollar un estilo de comunicación asertiva para

expresar nuestras ideas con libertad y rechazar cualquier acto o

situación que reconozcamos como incorrecta o dañina.

Toma de decisiones.

En plenaria las y los estudiantes se comprometen a

utilizar argumentos o frases para afrontar la presión de grupo.

Después de la hora de tutoría

Motivamos a las y los estudiantes a escribir historietas, cuentos o fábulas que

narren situaciones de presión de grupo y las alternativas utilizadas para

superarlas. Los trabajos se irán publicando en el periódico mural del aula.

 

Vº Bº Coordinador de Tutoría                               Sub Director                                   Prof. de Área

 

DIRECTOR

LECTURA:

LA RANA QUE QUERÍA SER AUTÉNTICA

 

Había una vez una rana que quería ser auténtica, y todos los días se esforzaba

en ello.

Al principio se compró un espejo ante el que se miraba largamente, buscando

su ansiada autenticidad. Unas veces parecía encontrarla y otras no, según el

humor de ese día o de la hora, hasta que se cansó de esto y guardó el espejo

en un baúl.

Por fin pensó que la única forma de conocer su propio valor estaba en la

opinión de la gente, comenzó a peinarse, a vestirse y a desvestirse (cuando no

le quedaba otro recurso), para que los demás la aprobaran y reconocieran que

era una rana auténtica.

Un día observó que lo que más admiraban de ella era su cuerpo,

especialmente sus piernas, de manera que se dedicó a hacer sentadillas y a

saltar para tener unas ancas cada vez mejores y sentía que todos la aplaudían.

Y así seguía haciendo esfuerzos hasta que, dispuesta a cualquier cosa para

lograr que la consideraran una rana auténtica, se dejaba arrancar las ancas y

los otros se las comían, y ella todavía alcanzaba a oír con amargura cuando

decían qué buena rana, que parecía pollo.

Fuente: Augusto Monterroso

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/monte/am.htm

Revisada el 06 de marzo 2015.

Deja tu comentario Aprendo a manejar la presión de grupo, SESIÓN Nº 05 TUTORÍA 2º

Comentarios

Anímate! Se el primero en comentar este video